El esposo nunca hubiera esperado algo así


Está claro que lo principal en un matrimonio es la confianza, pero eso es precisamente lo que fallaba en este matrimonio, y quien más lo acusa es el esposo porque se entera de pura casualidad algo sobre su mujer que no hubiera esperado en su vida.



De hecho cuando descubrió todo el pastel se quedó helado, al pobre hombre por poco le da un soponcio, y es que su historia es muy fuerte es de esas que vemos en las telenovelas y que pensamos que nunca nos podría suceder a nosotros pero muchas veces la realidad supera la ficción.


Pues bien lo que sucedió es que el hombre llevaba un tiempo notando a su esposa algo extraña, nunca quería acompañarle a ningún sitio, cuando él le proponía salir al pueblo de al lado a hacer unas compras y de paso dar un paseo su respuesta siempre era la misma, una negativa, es más, incluso le insistía cuando su marido le decía que solo no le apetecía ir para que se fuera, era una insistencia que le resultaba sospechosa porque pasaba muy a menudo y a pesar de no querer salir siempre estaba muy arreglada, se había puesto a régimen perdiendo varios kilos y desde luego lucía mas guapa, pero sin embargo siempre estaba en casa era algo muy raro.

Marido pone cámara oculta a mujer

Como ya estaba demasiado escamado y le había preguntado a ella si le pasaba algo o si tenía algo que contarle y le respondía que no, que eran imaginaciones suyas y que estaba igual que siempre, cosa que su marido sabía que no era cierto, un día decidió observar a su mujer para saber lo que hacía mientras él no estaba, así que colocó de forma estratégica una cámara en el salón y le dijo a su pareja que iba a hacer unas gestiones y que tardaría al menos dos horas, y se marchó.

Cuando volvió fue rápidamente a ver la grabación, sus ojos se pusieron como platos y su corazón comenzó a palpitar tan fuerte que casi le explota, le entró un sudor frío y se quedó totalmente blanco, no daba crédito a lo que estaban viendo sus ojos, efectivamente su mujer lo engañaba en cuanto él salía por la puerta pero no era ninguno de los hombres de los que él sospechaba sino la asistenta que llevaba trabajando con ellos desde hacía tres años, no solo descubrió el engaño de su mujer sino una faceta en ella que antes no hubiera imaginado. Van AQUÍ lo que descubrió.